Testimonios

Esta es una de las recompensas más hermosas de mi trabajo: recibir las palabras de las personas que  han vivido el proceso terapéutico. Me complace compartir algunas de ellas.

Muchas gracias.

   "Yo ya conocía a Mónica desde pequeña, y era indudable que su luz proyectaba más allá de lo que el resto de mortales podíamos ver. Sabes que ella está, o que ha estado, porque su presencia se ha encargado de inundarlo todo… A pesar de mis palabras me considero una persona muy “nihilista” en cuanto a energías se trata, jamás me interesó lo intangible o lo hetéreo, siempre creí en lo que se podía tocar, en la medicina moderna, en los remedios de toda la vida. Pero el día que toqué fondo, no hace mucho, y no encontraba consuelo en tranquilizantes ni en (por qué no decirlo) alcohol u otras vías de escape menos saludables, me plantée acudir a ella, y os diré por qué. Llevábamos tiempo sin vernos, cosa de 5 años más o menos, y nos encontramos unas fallas gracias a una quedada con amigos en común. Hablando de cómo nos encontrábamos después de tanto tiempo separadas, yo estaba pasando por una etapa un poco difícil. Ella dijo una frase que a día de hoy no he podido dejar de pensar y no se me va de la cabeza: “eres lo que proyectas, y esa proyección puedes cambiarla cuando quieras”. Esta frase se me repite diariamente, y aunque quería cambiar la proyección de mí misma al mundo, me veía incapaz. En dos sesiones con ella, pude ser capaz de tomar una decisión de la cual no encontraba la manera de hacerlo, me liberó de una carga tremenda, me dio seguridad, alas, cambió la proyección de mí misma. No dudaría en volver en caso de necesitarla otra vez, lo recomiendo a todo el mundo. Es simplemente mágica. Y yo la amo por eso." Mujer, 28 años

   "Real, eficaz, asombrante. Tras un episodio de bronquitis aguda que duró dos meses debido a que los médicos no supieron diagnosticar correctamnete, y tras haber probado todos los métodos posibles (medicinales y tradicionales), Mónica me habló de los pares. Yo esceptica completamente ante la técnica, acepté su propuesta de realizarme la exploración, sin creencia alguna de que pudiera tener efecto sobre mi cuerpo. Esa noche conseguí dormir sin tos alguna y noté que mis pulmones estaban de nuevo funcionando al 100%. Soy bióloga y escéptica a "curanderos", pero he de decir que los pares es otra cosa, no es efecto placebo, no es magia... se basa en unos principios físicos y biológicos correctos, y por tanto FUNCIONA. Es una forma saludable de obtener información sobre nuestro cuerpo, entenderlo y ayudarlo a canalizar procesos diversos. Gracias Moni por descubrirmelo, gracias por descubrirte!" Mujer, 29 años

   "Mónica hizo de interlocutora entre mi cuerpo y mi mente y....ambos quedaron en paz y armonía" Mujer, 37 años

   "Llevaba años viviendo con una tristeza profunda, podia estar riendome con mis hijos pero dentro, muy dentro era todo un sentimiento triste, por mucho que intentaba cambiarlo allí estaba. No se trataba de poder cambiar mi actitud frente a la vida, siempre intento ser positiva ante todo. Era algo de mucho más atrás, creo que era la tristeza de haber perdido lo que mas quería, y aún siendo muy consciente de conforme son las cosas, y siendo muy consciente de que en el presente soy feliz, era esa tristeza la que me perseguía día a día... Cuando empecé la terapia, desde el primer día me senti aliviada, hice las tres sesiones, y hasta el día de hoy no he vuelto a tener esa sensación de tristeza. A mi me fue genial, la verdad. Ya sabes qué te recomiendo!! Mujer, 39 años

   "Una vida coherente es aquella en la cual, lo que piensas encaja con lo que dices y con lo que sientes. Lo único que hace falta para conseguirlo es voluntad. Sin embargo no siempre es tan fácil... El malware mental al que estamos sometidos desde la infancia nos ha ayudado en gran medida a fabricar las creencias absurdas y las convenciones alineantes con las que nos despachamos por la vida, bien contentos¡ ¿Donde está el cordero de Dios que quita los pecados del mundo? me preguntaba desde la Matrix. Finalmente lo he encontrado y se llama Mónica, ¡estoy a salvo! La única herramienta que utiliza son unos imanes concretos. Su eficacia es desde la primera sesión, ¡garantizado! Es agradable, asequible e inocuo. Tan sencillo como elegir la píldora roja y, tan real como sentir tu vida propia de nuevo, sonriéndote..." Hombre, 47 años

   "Tengo que ser sincera y decir que al principio fui un poco reacia. Me he dado cuenta de que fui tonta porque me ha cambiado la vida. Me decidí y menos mal, puesto que me fue genial. En una sola sesión corrigió mi túnel carpiano, mis dolores menstruales... en ese momento tenía colesterol alto y falta de hierro (me hacía análisis cada 6 meses por esa falta de hierro) y cuál fue mi sorpresa que, justo unos 17 días después de hacerme la terapia me tocaban análisis y tanto mi hierro como mi colesterol estaban tan geniales que de hecho no tengo que volver al médico en un año. Podría estar aquí horas y horas contado los resultados, os animo a que la probéis. No sólo me mejoró muchas cosas físicas, sino también emocionales. EL PAR BIOMAGNETICO me ha cambiado la vida." Mujer, 36 años

   "Me considero una persona fuerte, saludable y feliz por naturaleza, la vida me ha dado mucho y lo agradezco... aún así, vivo en un mundo donde es dificil mantenerse en un estado de felicidad continua, donde la competencia y la necesidad de ser productivo para la sociedad me arrastra y a veces me siento perdido y lleno de preocupaciones... conociendo a Mónica y sin ninguna necesidad imperiosa de curar nada, estando en perfecto estado de salud, en paz conmigo mismo, me atreví a probar la terapia. Durante la sesión, sólo por el estado de relajación al que llegué, olvidando todo lo que había fuera, conectar con una paz que ahora ya sé que está dentro de mi, por recibir tanto mimo, tanto cariño, tanta comprensión, ya hace que la sesión valiera la pena... pero es que una vez terminada me levanté y me sentí con una ligereza difícil de expresar, con más paz, con más actividad, más ganas de afrontar los "problemas" diarios, alegría... solté muchas cosas allí y desde entonces que mi mochila no va tan cargada. Todo esto sin tener conciencia de que me quedarán cosas en la mochila, por eso desde aquí ánimo a tod@s, que aunque se sientan bien y crean que no lo necesiten, siempre se puede estar mejor, mucho mejor!!! Gracias Mónica!!!" Hombre, 32 años